Bienvenido, Amigo de lo desconocido

sábado, mayo 27, 2006

Retrospectivo existente

En ocasiones, cuándo miras una foto de cuando eras niño te preguntas que queda de esa época en tu vida. Qué ha sido de aquel niño que jugaba persiguiendo a las palomas y al cual le asustaban las divisiones...
Quiero pensar que yo que soy joven aun conservo un buen porcentaje de mi infancia, pero la añoro.
Qué difícil es la vida de estudiante...

RETROSPECTIVO EXISTENTE

Me registro los bolsillos desiertos
para saber dónde fueron aquellos sueños.
Invado las estancias vacías
para recoger mis palabras tan lejanamente idas.
Saqueo aparadores antiguos,
viejos zapatos, amarillentas fotografías tiernas,
estilográficas desusadas y textos desgajados del Bachillerato,
pero nadie me dice quién fui yo.

Aquellas canciones que tanto amaba
no me explican dónde fueron mis minutos,
y aunque torturo los espejos
con peinados de quince años,
con miradas podridas de cinco años
o quizá de muerto,
nadie,
nadie me dice dónde estuvo mi voz
ni de qué sirvió mi fuerte sombra mía
esculpida en presurosos desayunos,
en jolgorios de aulas y pelotas de trapo,
mientras los otoños sedimentaban
de pálidas sangres
las bodegas del Ebro.

¿En qué escondidos armarios
guardan los subterráneos ángeles
nuestros restos de nieve nocturna atormentada?
¿Por qué vertientes terribles se despeñan
los corazones de los viejos relojes parados?
¿Dónde encontraremos todo aquello
que éramos en las tardes de los sábados,
cuando el violento secreto de la Vida
era tan sólo
una dulce campana enamorada?
Pues yo registro los bolsillos desiertos
y no encuentro ni un solo minuto mío,
ni una sola mirada en los espejos
que me diga quién fui yo.

Miguel Labordeta.

domingo, mayo 07, 2006

Justo como una mujer

martes, mayo 02, 2006

Ὁ Παρθενών: Made in USA

El mundo yanki cada vez me sorprende más y más...
Hace tiempo que ví un documental sobre las peculariedades arquitectónicas del Partenón, así como el tesoro que alvergaba en su interior. Si señores, ni más ni menos que una gran estatua de oro y marfil de la diosa Atenea. Pues amigos mios, resulta que dicha estatua se perdió ya que por dentro tenía una estructura de madera (creo, si Pompilo pasa por aquí, que me corrija). Así pues, por motivos aparentes, la estatua no soporto el paso de más de 20 siglos...También cabe comentar que la estatua tenía un alto valor monetario, era parte de la economía ateniense, el oro y el marfil tenían mucho valor, y bueno era una especie de caja de caudales en forma de estatua (hablo de memoria de mis tiempos mozos que me interesaban estas cosas...).
Bueno, el caso es que gracias a réplicas más pequeñas de la estatua, nos podemos hacer una idea de como era su hermana mayor.
Los americanos, como no podían ser menos, se les ocurrió la feliz de idea de hacer una réplica casi exacta del Partenón ateniense (sin ruinas claro), más o menos tal como era. Y...¿qué nos encontramos dentro? Efectivamente, una réplica de la antigua estatua criselefantina de Atenea.
El "Partenón gringo" en cuestión está en la ciudad de Nashville. Como curiosidad vale, pero me parece descomunal la idea que tuvieron...A ver para cuando hacen en Nashville una estatua de Dylan.

Aquí, teneis fotos, información y demás.

sábado, abril 15, 2006

Aguas Turbulentas


Voy a comentar un disco del grupo (dúo diría yo) que más embaucado me tiene últimamente, se trata de los incombustibles Simon & Garfunkel: qué voces, qué talento compositivo por parte de Paul Simon y...¡qué canciones!.
Aunque estoy dándole un repaso a toda su discografía, comentaré el que más me gusta, y puede que sea el mejor: Bridge over troubled water.
El disco como producción, ya es un lujo, arreglos vocales y orquestales únicos, una banda que toca muy bien, ellos y como no, la mítica canción que da título al disco.

Otras canciones a comentar aparte de Bridge over troubled water: So Long, Frank Lloyd Wright (preciosos acordes y melodia vocal), The Boxer (mítica, con un final sorprendente), The Only Living Boy In New York (yo diría que una de las mejores del disco sin duda) o Song For The Asking (que cierra el disco aparte de dos bonus tracks que incluyen una versión del bridge over... que hace muy curioso un disco que empieza y acaba igual)

En fin, los que no lo hayaís escuchado, ¡A por él!

lunes, abril 03, 2006

Pistoletazo de salida

Doy por comenzado el proceso de creación que nació hace un mes o así en forma de proyecto a corto o largo plazo. Mi idea era escribir mi primera obra de teatro, mientras continúo con mis ocupaciones de letrista, compositor y ocasional poeta (en lo que a mi ocio literario se refiere). La lectura de "Luces de bohemia" me ha animado mucho a empezar, gracias don Ramón, que Dios te tenga en su gloria.

Os destriparé de forma muy sutíl algunas de mis ideas: querría escribir una tragicomedia, dividida en escenas (me parece mucho más dinámica que dividarla en tres actos). El tema no está claro aún, aunque me gusta la idea prototipo que pensé, la búsqueda de Dios y el amor dentro de un ambiente y personajes deformados, al uso de un sutíl Esperpento. Por supuesto se tratará de algo atemporal aunque si algo inducido a los arcaísmos (Oh, me encantan, Válame el cielo). También apuntar que quiero tomarme mucho tiempo en escribirla, lo digo porque me suelo emocionar y escribo tan rápidamente que me dejo cosas por el camino y tiendo a acortar, ya me pasó este verano con mi intento de relato capitulado.

Eso es lo que hay, para daros algo que criticar, os copio un poema mío. Alea jacta est.

IV

Recojo los frutos de la epidemia
y tan solo me traen amargos amaneceres
acompañados de dulces tormentas ilusorias.
Recorro largos caminos tortuosos,
me paro a beber en los tristes rincones
de fuentes de luz que brota incandescente.
Mato las horas a puñaladas de trapo
con risas de cínico de siete míseros años
que no tiene noción de la existencia.
Recibo insultos y amenazas furtivas,
calurosas humaredas de otros tristes cobijos
que me hieren lo más recóndito de mi alma
Hago todas estas cosas a solas,
y siempre pongo dócilmente la otra mejilla
a cambio de un dulce golpe de esperanza.

jueves, marzo 30, 2006

Mis dos últimas lecturas

Últimamente, me he enganchado a los libros de corta duración. En parte, en protesta a los amantes de los tochos best seller y demostrando así que los libros buenos caben en menos de 150 páginas. De todos modos lejos de eso, está semana he continuado mi andadura lecturil, con dos libros fenomenales. El primero: "El Extranjero" de Albert Camus del que copiare en cursiva un resúmen del contenido: ...En su novela "El Extranjero" Albert Camus describe en forma muy detallada la carencia de valores del mundo contemporáneo como consecuencia de la frustración y la desesperanza en la que Europa quedó sumergida después de la guerra. Meursault, el protagonista refleja la filosofía del absurdo, la sensación de alienación, de desencanto frente a la vida. El aburrimiento, la cotidianidad lo van haciendo insensible, indiferente y hasta casi despiadado. Parecería que da lo mismo ser de una forma que de otra. Sin embargo, también en la novela se afirman las cualidades positivas de la divinidad y la fraternidad humana.

Efectivamente, yo no lo podría haber resumido mejor, solo comentar que la negación del sentido de la existencia de Camus, no está apoyada por mí pero creo que el libro no ataca a la moral de ningún lector, y eso está bien.

En segundo lugar, y en un tiempo record, he tenido por fín el gusto de leer la obra cumbre del Esperpento y de las obras del autor, "Luces de Bohemia" de Valle-Inclán. En fin, el libro es simplemente genial, con un lenguaje riquisimo y una critica mordaz a la sociedad de la época, rompiendo con todos los moldes. Probablemente, a pesar de ser teatro, quizá tenga tintes de novela dialogada.

Valle-Inclán escribió, en 1920, esta obra, con la que quedó inaugurada una nueva manera de ver la realidad, el Esperpento. Personajes exagerados y situaciones grotescas se suceden a lo largo de los dos días en los que el poeta ciego Max Estrella, junto con su amigo Latino y el resto de personajes nocturnos, pululan por el Madrid más sórdido.

Ambos recomiendo leerlos.

martes, marzo 21, 2006

Elvis Presley: κατὰ τὸν δαιμὸνα ἐυτού


Posiblemente, de todas las míticas muertes de estrellas del rock, la de Elvis Presley es la que más lastima da (la de John Lennon da rabia más bien). La gran estrella, el rey del rock, debido a su adicción a los barbitúricos y los dulces fue quemando su salud desde 1973 hasta su muerte (evidentemente).
Su último concierto lo dió en 1977, con una presencia que casi daba miedo y un cinturón de una talla bastante licenciosa, hasta cierto punto patético, pero era él, el Rey.
¿Se cumple hoy algún aniversario relacionado con el? No.
¿Hay alguna razón para hacerle un tributo en el ultrapedante blog del Sr. Iesus? No.

No importa.


NO VOLVERÉ A SER JOVEN

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

Jaime Gil de Biedma


LARGA VIDA AL REY!